Máquinas vending; Aportando valor al trabajador y a la empresa.

Una de las costumbres cada vez más extendidas es la de tomar el café en la empresa y en la oficina, en vez de salir a tomarlo fuera. Algo que se ha ido implantando cada vez más en las empresas y que añade valor tanto al trabajador como a la empresa, independientemente que sea una oficina o sea un taller de producción.

Para un trabajador tomarse un café (o bebidas frías, o snacks, o cualquier otro producto vending), y además ponérselo al alcance de la mano sin tener que salir al exterior es una gran ventaja.

Unos turnos u horarios más pesados que otros, pasar una mala noche y madrugar al día siguiente, o el cansancio acumulado hacen que seamos menos productivos. 

Tener una máquina expendedora y tomarse un buen café en el momento preciso hace que  nos concentremos mejor,  nos despejanos quita el dolor de cabeza, y hace que no nos sintamos tan cansados. Lo mismo pasa cuando tenemos sed y nos hidratamos.

Pero no solo aportan valor para el trabajador, también lo aportan para la empresa: En los entornos actuales, el hecho que un trabajador no necesite salir de su centro de trabajo para disfrutar de una taza de café es de gran valor para una empresa. Alrededor de una máquina vending expendedora se refuerzan las relaciones entre trabajadores, entre directivos y entre trabajadores y directivos. Esto hace que se mejore la comunicación y el trabajo sea más productivo.

Además de todo esto, una máquina expendedora situada en una sala de espera, en una sala de reunionesen recepciones, o situada en cualquier otro espacio común, no solo aportan valor al trabajador y a la empresa, sino que también aportan gran valor a clientes, visitas y proveedores.

Un pensamiento en “Máquinas vending; Aportando valor al trabajador y a la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *